Director de Coraapplata afirmo que solo Dios podía evitar las inundaciones que se han registrado en Puerto Plata

0

PUERTO PLATA.-El director de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Plata (Coraapplata), ingeniero José Onésimo Reyes, afirmó que debido a las lluvias que han caído la canalización de los ríos no hubiera evitado su desbordamiento.

 

Para avalar su afirmación sobre el desmadre de decenas de ríos en toda la provincia de Puerto Plata, el titular de Coraapplata dijo: “supongamos que creyera que por uno de los ríos iban a circular 100 mil metros cúbicos de agua y Dios le mete 300, nadie evita que se salga de su cauce”.

 

“Ese río va a acabar con todo. Solo Dios puede evitar que inunde lo que queda a largo de su desplazamiento. El hombre puede construir cosas terrenales, pero llega un momento que los controles efectivos de los caudales solamente los tiene Dios”, sentenció.

 

Explicó que “aquí nosotros trabajamos para los regímenes normales, pero cuando se presentan período de lluvias anormales extraordinario, como el que se está registrando desde hace casi tres semanas, las inundaciones desbordan nuestra capacidad de respuesta”, acotó.

 

El titular del organismo rector de los sectores agua y alcantarillados que a pesar de los daños  cuantiosos materiales que ocasionarán las lluvias, serán compensados con los beneficios que las mismas dejarán a corto y mediano plazos a la agricultura y a la pecuaria.

 

Puso de relieve las medidas preventivas que las autoridades han adoptado en esta provincia para evitar la pérdida de vidas, las cuales han sido efectivas, ya que solo ha muerto una persona que resbaló cuando limpiaba el piso su casa y se desnucó.

 

Destacó que en Puerto Plata está instalado el ministerio de Obras Públicas y el jueves pasado la ministra de Obras Públicas, doctora Altagracia Guzmán, convocó a todos los directores de acueductos y les trazó la línea de mantener el control sanitario clorinando todas las redes.

 

Hizo de público conocimiento que en estos momentos está fuera de servicio para evitar que las crecidas que está haciendo el río Yásica dañen los motores en la estación de bombeo de Madre Vieja, pero el pasado viernes el sistema funcionó durante doce horas produciendo durante ese tiempo casi trece millones galones de agua.

 

“Si vamos ahora a Madre Vieja veremos que no hay control del río Yásica que está bajando con troncos, piedras, tierra, hojas, ramas y árboles, los cuales si no se paralizan las bombas pueden ser dañadas por todos esos elementos”, manifestó.

 

El ingeniero Reyes hizo saber que el suministro de agua en Puerto Plata está siendo monitoreado por técnicos de Salud Pública que están dotados de equipos de medición del nivel de pureza del preciado líquido para evitar que la población padezca problemas de salud por la impureza del vital recurso hídrico.

1 of 1

Leave A Reply