“Canciones para siempre” lleva a Puerto Plata el lado más romántico de Milanés

0

El cantautor cubano Pablo Milanés llevó al Anfiteatro de Puerto Plata una selección de su extenso repertorio en un show que dio preferencia a los temas de amor. “Vengan a mí jardín, y juntos hagamos un solo canto a la felicidad que nos espera”, dijo desde el escenario el artista, invitando con las letras de la canción “Marginal”, a disfrutar de “Canciones para siempre”.

Así recibía este escenario de la costa norte la noche del pasado sábado al cantante nacido en Bayamo, Cuba, hace 74 años. “De todos los rincones del mundo que visito, donde tengo más amigos es en República Dominicana, más que amigos, hermanos”, expresó la primera vez que habló con el público, al que prometió ofrecer algunas canciones de sus 54 discos, que cree que aquí no conocían.

Acompañado de una banda de tres músicos (teclados, bajo y batería), capaces de hacer los temas de Milanés con aires de balada pop (“Si ella me faltara alguna vez”) o los que contenían elementos del son montuno (“En saco roto”), que mostraron esa experiencia distinta de escuchar en vivo y bien interpretada una canción que el público ha escuchado bastante en grabaciones.

La clave se dejaba escuchar por el percusionista, quien daba el color caribeño cuando era necesario, por ejemplo en “De que callada manera”, en la que hicieron una mezcla especial entre el son y el rock, que terminó con una descarga de batería.

Sentado como siempre, con su atril en frente, el cantante presentó “Cual si fuera morir”, también de “Renacimiento”, diciendo que fue primero un poema al que luego puso música. De este disco también hizo un tema musicalmente interesante, ya que es dedicado a un ritmo de Cuba, que según expresó es poco conocido hasta en su mismo país. Así sus músicos entonaron los acordes de “Homenaje al changui”.

A “Comienzo y final de una verde mañana”, siguió “Los días de gloria”, una canción otoñal que reflexiona sobre la edad y la experiencia de los años vividos. Con “Ámame como soy” inició la segunda parte del show, en la que Milanés dio protagonismo a temas más conocidos. De esta manera llegó el turno de “Para vivir”, que provocó que los presentes tomaran sus celulares y grabaran el momento en que hacía esta, considerada por algunos su canción más importante.

“Yolanda”, “El breve espacio” (en la que fue ayudado a cantar por la audiencia que se puso de pies); “Amo esta isla”, fue tocada por sus músicos con elementos propios del latin jazz, fue la penúltima canción que interprtetó. Al final, un solo de bajo dio entrada a “Yo no te pido”, tema con el que finalmente se despidió de “La Novia del Atlántico”.


Pavel Nuñez

El anfitrión 
El concierto, que contó con la producción local de Gialp Production, que preside el empresario puertoplateno Elvis Peralta, tuvo como telonero a Pavel Núñez, quien cargado de sus conocidas canciones puso el público a tono para recibir a Pablo Milanés. En varias ocasiones el cantautor dominicano expresó lo honrado que estaba de abrir el concierto del veterano cantante cubano. Aproximadamente media hora estuvo el autor de “Te dí”, “Bethania” y “Viene gente” en el escenario del anfiteatro de Puerto Plata. 

1 of 1

Leave A Reply