Desarrollo del polo turístico Puerto Plata se inició con el ferrocaril en 1897

0

PUERTO PLATA.-El Secretario General de la Asociación Dominicana de Prensa Turística (ADOMPRETUR) Puerto Plata,  Manuel Gilbert, destacó que desde su etapa primigenia hasta el día de hoy el desarrollo del destino turístico pionero del país ha requerido más de un siglo, período que  se extiende desde el inicio del Ferrocarril Central Dominicano, hasta la construcción de la terminal de cruceros Amber Cove de Maimón y la puesta en vigencia de la Ley 195-13.

 

Gilbert pasó revista al proceso de desarrollo turístico local al intervenir antes del Viceministro Julio Almonte presentar ante estudiantes de la carrera de Administración de Empresas Turísticas de la Universidad Tecnológica de Santiago, recinto Puerto Plata, su conferencia magistral “Desempeño del Destino Turístico Puerto Plata en el 2017 y sus Perspectivas de Desarrollo en el 2018”, la cual recibió el beneplácito del auditorio.

 

DIRIGENTE ADOMPRETUR DESCRIBE LA PRIMERA FACE DE ESTE DESTINO

En ese sentido, el principal dirigente de ADOMPRETUR a nivel local dijo que la primera etapa del desarrollo de la industria de la hospitalidad y el ocio comenzó con los intercambios amistosos que realizaban estudiantes puertoplateños y santiagueros, los cuales viajaban los fines de semanas en épocas de vacaciones desde Santiago a Puerto Plata y viceversa  y dormían en las viviendas de familiares radicados en ambas provincias.

Esos intercambios recreativos que no tenían un carácter pecuniario en cuanto alojamiento se refiere, generaba beneficios a los que alquilaban botes, yolas y otros tipos de embarcaciones y vendían pescados y mariscos y otros tipos de alimentos, bebidas no alcohólicas y prestaban servicios  que demandaban los visitantes cibaeños, puso en marcha un incipiente y tímido turismo interno, que constituyó la génesis de todo lo que vino posteriormente.

SEGUNDA FASE:  SE ENTIENDE DESDE LOS AÑOS 40 A LLEGADA DEl BOHEME EN 1970

La segunda fase inició hacia los años 40 con las excursiones que hacían en tren y otros tipos de medios de transporte, especialmente guaguas,  que venían los fines de semanas, especialmente los domingos y días feriados a disfrutar de un fresco baño en la playa Long Beach y a disfrutar de la Fiesta del Bote que se realizaba en el Gran Salón Colon de Long Beach, propiedad de don Luís Arturo Pelegrín, pionero del turismo local.

Ese flujo turístico interno hacia Long Beach, Playa Dorada, Mara Picá, Poza del Castillo, Costámbar, Cofresí, Bergantín, Sosúa, Cabarete y otras playas del litoral de Puerto Plata coexistió con el turismo de cruceros que se inició con la llegada del buque “El Boheme I”, que marcó el tercer comienzo del derrotero transitado por el turismo local.

TERCERA ETAPA:  DESDE EL DECRETO 2125 HASTA LA CONSTRUCCION DEL HOTEL JACK TAR VILLAGE Y OTRAS OBRAS

El tercer momento de expansión de este enclave vacacional en sus121 años de evolución, lo marcó la emisión del Decreto No. 2125 que estableció como demarcación turística prioritaria el llamado polo de Puerto Plata o Costa de Ámbar, del 3 de abril de 1972, emitido por el presidente Joaquín Balaguer, que dirigía los destinos nacionales.

Asimismo, el Decreto No.2126 declaró de utilidad pública y de interés social la adquisición por el Estado de varias parcelas destinadas al proceso de desarrollo turístico del polo de Puerto Plata y el Decreto 2901 que encargó al Banco Central de ejecutar, supervisar y administrar las obras a realizarse en las zonas que fueron declaradas de utilidad pública e interés social, mediante el Decreto 2126 citado.

La elevación de Puerto Plata a la citada categoría determinó que el Banco Central a través de su Departamento de Infraestructuras Turísticas (INFRATUR), inició la construcción de las infraestructuras del proyecto turístico Playa Dorada, incluyendo el hotel Jack Tar Village, inaugurado en el mes de junio del año 1980.

Del mismo modo, se construyeron la carretera Puerto Plata-Santiago, el malecón, calles, aceras, contenes, badenes, el alcantarillado de la ciudad de Puerto Plata, un acueducto, un espigón en el puerto, el teleférico, edificios multifamiliares en la avenida General Gregorio Luperón, el sector La Viara y las primera, segunda y tercera etapas de la urbanización Gregorio Luperón, las dos últimas de las cuales sus moradores les dieron los nombres de Puerto Rico y Haití y que sirvieron para alojar a los moradores de los barrios Playa Oeste y Vía Férrea, que fueron desalojados.

EL CUARTO MOMENTO: VA DEL 1980 HASTA EL 2001

Después de imperar del 1980 al 2001 como principal destino del turismo receptivo de masas de República Dominicana, sobrevenido su cuarta fase por una serie de errores de los empresarios turísticos, la desatención de las autoridades locales y nacionales, Puerto Plata vio esfumarse su principalía, al ser desplazado por el empuje del eje Bávaro-Punta Cana, que le arrebató la corona a este centro turístico, ubicado en la costa Norte del país, cayendo en una situación de penoso reflujo y pérdida de competitividad.

La caída del Puerto Plata como destino turístico, se reflejo en toda sus actividades económicas y la emigración de manos de obras que desde 1980 hasta el comienzo del presente siglo XXI era de otros pueblos hacia “el destino turístico que lo tiene todo”, se invirtió y a raíz del repunte de Punta Cana-Bávaro, el movimiento se invirtió y muchos valiosos recursos humanos bien entrenados y con enorme experiencia emigraron hacia el nuevo destino estrella situado en el Este del país.

QUINTA ETAPA: DESDE LA EMISION DE LA LEY 195-13 HASTA LA ACTUALIDAD 

Y el quinto estadio del proceso del surgimiento, desarrollo y declive de este destino, marcado por  la Ley 195-13, estuvo precedido por la desaparición de la mayoría de sus industrias, incluyendo sus ingenios Montellano y Amistad la ralentización de su zona franca, la caída de las exportaciones y importaciones por el puerto, llamado durante muchos años “Puerta Principal del Cibao  y una disminución del flujo de pasajeros por el Aeropuerto General Gregorio Luperón.

La citada norma que restituye los incentivos a las inversiones que se realicen en el sector turísticos, está provocando el renacer de la actividad turística, expresada en la construcción y renovación de hoteles y erección de proyectos inmobiliarios lo que unido a una mayor promoción en el exterior por el Ministerio de Turismo y el sector privado, hace avizorar una luz al final del túnel tenebroso que les ha tocado cruzar a los puertoplateños durante 17 años.

QUÉ HACER PARA QUE EL DESTINO PP SIGA CRECIENDO

Continuar marchando unidos como se ha venido haciendo, bajo la dirección de la Cámara de Comercio, el Cluster Turístico y la Asociación de Hoteles del Norte (ASHONORTE) y otras organizaciones desarrollistas de la provincia, porque el esfuerzo de continuar impulsando el desarrollo del polo turístico de Puerto Plata el cual se extiende entre la zona comprendida Punta Garza en el municipio de Cabrera, Nagua y Cabo Isabela en el municipio de Luperón, así como el área entre la costa y una línea paralela a la misma, trazada a una distancia del 10 kilómetros de dicha costa.

A una sola voz, sin ningún tipo de fisura en la unidad que exhibe Puerto Plata, bajo la conducción de las mencionadas instituciones, se debe continuar demandando sin flaquezas ni desmayos la construcción de las infraestructuras necesarias para apuntalar el relanzamiento del sector turístico, incluyendo las carreteras Puerto Plata-Navarrete, la Turística Luperón y las demás vías y puentes prometidos por el Gobierno, el relleno sanitario, las nuevas terminales de cruceros, el rescate de la Isabela Histórica, el desarrollo del ecoturismo, la conquista de nuevas líneas aéreas y una mayor promoción en el exterior.

Cumplir con dicho programa de demandas no es una opción, es la única forma de impulsar el resurgimiento del destino más completo de la República Dominicana, porque lo tiene todo, por lo que si cuenta con las infraestructuras indispensable que le den sustento, podrá volar como decía el Ministro de Turismo, Francisco Javier García, en el acto inaugural del hotel Emotions el 28 de diciembre del 2017 a una altura 38 mil pies, colocándose en un sitial, donde el mundo entero nos pueda ver y le apetezca visitar este paraíso el 11 de enero de 1493, Colón lo definió como asiento de  “las mejores y más bellas del mundo”

1 of 1

Leave A Reply