Carlos Vives lleva la fiesta de la Tierra del Olvido a la Novia del Atlántico

0

Con la irradiante energía y carisma que le caracteriza, Carlos Vives arribó el escenario del Anfiteatro de Puerto Plata la noche del sábado para ofrecer las melodías del pasado y las más recientes que conforman su gira “Vives tour”.

El espectáculo inició con una proyección en pantalla gigante de un video caricaturesco que ambientaba el recorrido del artista durante estos meses de conciertos.

Una vez presentado el visual salió el cantautor con la bandera dominicana en mano, acompañado de sus músicos y coristas quienes pusieron a bailar y entornar a los presentes del lugar.

El colombiano fue recibido por la multitud en medio de calurosos aplausos, mientras coreaban junto a él “Pa’ Mayte”, canción que marcó el formal inicio del show.

Hablar de máxima representación del vallenato es hacer referencia a Carlos Vives. Definitivamente este demuestra en escena que no solo canta el ritmo, sino que por sus venas corre la música autóctona de Colombia.

Su presencia en tarima es muy imponente y dinámica, Vives tiene esa capacidad de conectar con la gente rápidamente, ya que es poseedor de un gran desenvolvimiento en el escenario que te invita a colocarte de pie y bailar sin parar.

“Gracias por esta noche y por la invitación yo no puedo creer que estoy de vuelta aquí. Yo vine por primera vez a Puerto Plata en el 1992, como actor, grabando por acá. Nunca pensé que los iba a ver tan rápido” , expresó con emoción.

La autenticidad y fidelidad a sus raíces se pudo notar en cada momento. Como de costumbre el intérprete entonó y tocó “Carito” con su instrumento inseparable, la armónica.

Un repertorio de primera fue seleccionado, entre los temas se destacan: “Ella es mi fiesta” y “Canaguatera”. Estos fueron los primeros interpretados del listado de 18 canciones con el que complació las preferencias de todos sus fantásticos.

Luego de esto Carlos tomó su guitarra para cantar unas de las canciones más conocidas de su carrera a lo largo de estos años “ La gota fría” y “Fruta fresca” las cuales fueron entonadas a todo pulmón.

En una breve pausa del artista para realizar otro cambio de vestuario, tuvo participación uno de los que conforman la banda de músicos, quien amenizó la ausencia con la canción “Nota de amor”.

Querido por los dominicanos y más aún por sus compatriotas, a la distancia se pudo observar algunas banderas colombianas alzadas de visitantes que se trasladaron desde allá en apoyo a su artista, dicha presencia fue resaltada y valorada por Vives.

“Lo próximo en cantar es una canción campesina como la música de esta tierra que generó todo los genios que ha dado República Dominicana. Allá atrás hay un campesino trabajador, que tuvo que sufrir mucho. Es por ello que esta canción aunque no es técnicamente un merengue se que está en los corazones de los dominicanos, fueron sus palabras al retomar el escenario con el tema “Pescaito”.

Continuaba el espectáculo en medio de efectos especiales, fuegos, humo, líneas gráficas e imágenes alusivas a cada composición haciendo más atractiva la presentación.

Con “Bailar contigo” , “ Volví a nacer” y “Mañana” dedicó un segmento a la parte romántica, deleitando a todos con las exquisitas letras de estás melodías y exhortando a la vez a que encendieran las luces de los celulares.

Reconociendo lo fundamental que es la banda que lo ha acompañado en estos 27 años de trayectoria, aprovechó la ocasión para agradecerles y presentar a cada integrante.

“A solo una horas de Barranquilla esta a espaldas de la Sierra Nevada, Santa Marta mi tierra, y me da tristeza cuando la veo repleta de plásticos. Yo digo que estamos tan locos con el plástico que estamos haciéndole daño a nuestra naturaleza. Estoy seguro que ustedes al igual que yo viven en una zona muy sofisticada, rodeado de mar, de fauna por proteger. Que tal si a partir de esta noche , comenzamos a decirle no al plástico de un solo uso” . Con este discurso instó a las personas a preservar y cuidar el medio ambiente.

La más aclamada de la noche fue “ La bicicleta” dicha petición fue complacida, completado el “perfomance” con su interpretación montado en su bicicleta en medio de la tarima.

Después de dos horas de cantar, concluyó con la canción “ Un poquito”, no sin antes “robarles un beso” a los seguidores de su música que le acompañaron y fueron testigos de la inolvidable presentación.

1 of 1

Leave A Reply